Cuatro días después de intensas labores, que se complicaron por la cantidad de material acumulado que se desprendió desde la montaña, personal de rescate halló la tarde de este viernes el cuerpo de la quinta víctima del deslave de Chunchi

Cerca de las 15:00, las autoridades anunciaron sobre la localización del cadáver de Christian Calle, de 25 años.

La avalancha de piedras y lodo avanzó por unos cinco kilómetros hasta el río Picay y arrastró una vivienda y vehículos que estaban en la zona.

Calle estaba en ese sector en un automóvil que se había comprado hace cinco meses para hacer expreso a jóvenes de comunidades cercanas a la cabecera cantonal de Chunchi, como Tembladera, Seteleg, Laulag, Cochapamba, entre otras.

Desde el martes, los familiares de Calle estaban en la parte baja de Cachaguán, en Chunchi, a la espera de que los rescatistas encontraran el cuerpo.

Personal militar ayudó en las tareas para retirar el cuerpo en medio del material que se había acumulado por el deslizamiento. En los trabajos se usó hasta maquinaria para movilizar los escombros. El cadáver fue trasladado a la morgue de Riobamba para las diligencias legales.

Piedad Rivera, madre del desaparecido localizado el viernes, mencionó que su hijo trató de evitar que el deslave arrastrara el automóvil en el que trabajaba, pero la velocidad del descenso de la tierra no le permitió aquello. “El carro era su herramienta de trabajo para mantener a su esposa y a su hijo de dos añitos”, comentó la mujer.

Las otras cuatro víctimas mortales fueron dos adultos mayores y dos conductores. Ellos fueron velados esta semana en Chunchi.

Geólogos han recorrido estos días la zona para determinar los riesgos de nuevos deslaves, pues se han observado grietas longitudinales y transversales y un carácter activo de probables deslizamientos.

Los técnicos han estado por las zonas de San Francisco y Pincay, consideradas de riesgos por las posibilidades de deslaves.

Funcionarios han recomendado que la vía Chunchi-Cuenca permanezca cerrada hasta que se garantice la seguridad en el sector para los habitantes y conductores.

En efecto, el jueves pasado, un nuevo deslizamiento generó susto en los habitantes de la zona afectada. La Secretaría de Gestión de Riesgos informó que el derrumbe ocurrió pasadas las 19:00 en la vía Chunchi-Cuenca, a la altura de una gasolinera.

Durante estos días, ante recomendaciones de la Secretaría de Gestión de Riesgos, residentes de la zona han sido evacuados y llevados hasta hogares provisionales y albergues.

Los continuos deslizamientos de tierra en el cantón Chunchi, Chimborazo, han afectado a 154 personas, según datos de la SGR.

El Comité de Operaciones de Emergencia se ha reunido durante estos días para el seguimiento de las resoluciones adoptadas por la tragedia y por los riesgos evidentes de nuevos deslaves. (I)

COMENTARIOS

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)